Gaudisneyland

Wow, dude,  isn´t this just like Disneyland?”,  escuché cómo decía el turista a la entrada del Parque Güell,  mientras desenfundaba la cámara para hacer una foto de la entrada monumental. 

Estoy seguro de que el acceso a un parque tan colorido,  tan orgánico y tan abarrotado remite inmediatamente a muchos extranjeros al “lugar más feliz sobre la tierra“.  Muy pocos son los que se imaginan que este parque urbano estaba originalmente destinado a ser una urbanización para 60 familias adineradas allá  por el año 1900.  Y son muchos menos los que saben que Antoni Gaudí planteó este lugar como un espacio espiritual,  lleno de símbolos ocultos.  (Hay advocaciones a la Virgen María ocultas en la banca de la terraza,  hay un camino con enormes esferas de piedra en referencia a las del rosario,  hay una salamandra alquímica,  hay un montículo pétreo de origen balear con tres cruces poco ortodoxas…).

Mientras Disneyland es un cúmulo grandote de simulaciones para diversión de los visitantes,  Park Güell (con “k”,  a la usanza inglesa) es un espacio genuino donde la arquitectura se funde con la naturaleza de manera grandiosa.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s